Reseña Conferencia “LIDERAZGO”

Siempre es muy gratificante el poder coincidir con personas que han sobresalido, gente inteligente que solamente al escucharlas suman y multiplican con sus conocimientos, quienes sin mayor reserva comparten sus experiencias y hacen que esos minutos escuchándolas parezcan sólo un suspiro.

 

Justo esto viví ayer en el Club de Industriales en una convocatoria que hubo por parte de la Cámara Española de Comercio, de quien somos socios como Escuela de Ventas en Formación Ejecutiva Empresarial. Fue una conferencia de dos mujeres exitosas; en el marco de las efemérides del “Día Internacional de la Mujer”, donde pude conocer a dos ejemplos de vidas de éxito, de trabajo, de logros y de evidencias de que si te propones algo en la vida y actúas de manera estructurada y con objetivos, harás que las cosas sucedan.

 

Las dos conferencistas fueron (en orden en el que usaron la palabra) Núria Vilanova, empresaria española y Ana María Olabuenaga empresaria mexicana.

 

Te hago pequeño marco de referencia de cada una de ellas:

 

Núria Vilanova: Presidenta y fundadora de ATREVIA, la mayor consultora de comunicación de España, con fuerte presencia en Europa y América Latina. Reconocida como emprendedora de éxito según MIT Technology Review. (Twitter: @nuriavilanova).

 

Ana María Olabuenaga: CEO y fundadora de Olabuenaga Chemistri, nombrada Mejor Directora Creativa por Latin Sports. Ha manejado campañas de empresas como Pepsico, Iusacell y Gamesa,  una de sus campañas más reconocidas, es “Soy Totalmente Palacio”. Pionera en México en dirigir una agencia transnacional de publicidad e involucrada en más de 2,500 comerciales. (Twitter: @olabuenaga)

 

Comparto mis aprendizajes y apuntes de ese momento, pues sin duda siempre vale la pena invertir en dinero y tiempo para conocer otros puntos de vista, conocer evidencias de logros y prosperidad en todos sentidos.

 

Núria arrancó en grande, diciendo que uno de sus principales aprendizajes como empresaria exitosa y líder, es que el Liderazgo es “Imperfecto”, que sin duda aquel director o líder que quiera aparentar que es perfecto, que no se equivoca y que su gestión es sin errores, es el líder más falso de todos. Resaltó que lo más importante en su percepción de Liderazgo es ser humilde y saber reconocer que un Líder se complementa con su equipo, que debe de ser inteligente en reconocer y seleccionar a personas que conformen su equipo de trabajo que sepan hacer las cosas que ellos no saben o no son tan hábiles haciéndolas y reclutando junto a ellos a personas inteligentes.

 

Una frase maravillosa que dijo fue: “Un líder sabe delegar, nunca abdicar”, hablando sobre que las dificultades son parte del día a día de todo líder, pero que si tiene bien claro hacia dónde quiere ir y llevar a su equipo, no abdicará, seguirá adelante a pesar de las adversidades, sabiendo contagiar al resto del equipo la necesidad de hacer las cosas, lo cual implica una gran capacidad de comunicación e influencia, que el líder debe de tener.

 

Debido al bagaje que Núria tiene por su negocio, hizo una comparación muy interesante entre el Liderazgo y el uso de las redes sociales, donde comentó que las mismas habilidades que debemos de tener al hacer uso de las redes sociales, las debe de tener un Líder en su gestión. Al respecto comentó que cuando publicamos un texto en Twitter y lo hacemos de manera incorrecta ya sea por dedazos o faltas ortográficas, debemos de aceptar el error y reenviar un Twitt ofreciendo una disculpa o una fe de erratas, bueno, eso mismo debiera hacer un buen líder cuando se equivoca, saber reconocer el error, ofrecer una disculpa y tratar de resarcir la equivocación.

 

Una persona que publica en redes sociales, debe de tener contenidos variados e incluso divertidos, que lo muestren con una buena capacidad de versatilidad y como alguien que sabe hablar de diferentes temas, el saber “retwittear” es reconocer que lo que otra persona publicó vale la pena. Esto mismo debiera hacer un Líder en su vida diaria, el no ciclarse en los temas propios de su gestión, hablarle a su equipo de temas diversos que ayuden a despejar las ideas con otros conceptos, haciendo también una labor constante de reconocimiento a lo que otros hacen o dicen.

 

Una analogía interesante que también hizo Núria fue evidenciar que en Twitter no tiene más seguidores el que es “más importante” sino aquel que más se entrega a sus seguidores, que publica más, que contesta más y comparte más, es decir, aquél que está más pendiente de sus “followers”, habilidad que un Líder debe hacer siempre con su equipo día a día.

 

Comentó también de un concepto que llamó “Liderazgo Prescindible”, explicándolo como el éxito de un buen director que logra hacer que las cosas sucedan como deben de ser SIN tener que estar él presente. No quiere decir que ya no opine o viva la compañía, pero implica que su equipo está habilitado para hacer las cosas y hacerlas bien.

 

Ya casi para finalizar su participación, hizo una mención al liderazgo femenino o aquél que tiene una mujer en su papel de madre, lo cual explicó que así como una madre busca ejercer ese liderazgo con sus hijos, un Líder debiera buscar esas mismas implicaciones con su equipo.

 

Núria dijo que una madre busca genuinamente que sus hijos sean independientes, poderosos, fuertes, que salgan adelante de cualquier contratiempo. Sabe y quiere conectar directamente con cada uno de sus hijos y busca sobre todo que cada uno de ellos alcance un éxito genuino, tanto ellos como hijos y ella como madre. Siempre sus enseñanzas van implícitas en una contención de la cultura de la familia y de los valores que ella quiere inculcar en sus hijos.

 

Finalmente compartió que en una investigación que ella hizo con su equipo sobre cultura y valores corporativos, evidenció que hay dos palabras que no están en la lista de valores de las grandes corporaciones y que si están en las empresas familiares. Estas palabras son: Humildad y Sencillez.

 

Después de esta brillante participación, le cedieron la palabra a Ana María Olabuenaga, otra Master  en Liderazgo.

 

Ana María inició su participación haciendo uso de datos duros acerca de la inequidad de género en el mundo laboral, dio datos del World Economic Forum y de escuelas de negocios, donde se hizo evidente el rezago que hay entre hombres y mujeres en las oportunidades laborales y de percepciones económicas. Después estos datos, Ana María comentó que ella está de acuerdo que hay una brecha, pero ella considera que eso no es tan cierto, que el papel de la mujer en el mundo laboral y de negocios cada vez es más fuerte y evidente.

 

Ella desarrolló el concepto de “Liderazgo Invisible”, el cual es el que hace la mujer en la vida económica de nuestro país y a nivel internacional, dando ejemplos de cómo empresas grandes han hecho cambio de estrategias de gestión y comerciales gracias a este liderazgo.

 

El Liderazgo Invisible lo definió Ana María como aquel que hace la mujer en su participación de la vida de las marcas, no importando si es en un consejo de administración de una empresa o bien una mujer que tiene labores hogareñas. La mujer tiene una gran capacidad de influencia, pues ella hace que se pasen las marcas de generación en generación, dando ejemplos de que seguramente las marcas que usa una Mamá en su casa, es de altísima probabilidad que su hijos sigan comprando esa misma marca a lo largo del tiempo, argumentando “era la que compraba mi mamá en la casa” o “a este lugar venía mi mamá a comprar”, heredando así el uso o no uso de marcas y productos.

 

Hay una estadística que comentó Ana María para fundamentar que el 85% de las compras que se hacen en el mundo, es a través de una mujer, no importando si es un kilo de arroz o una pantalla plana. Este último tema, lo comprobó con la estrategia de mercadotecnia que usa “Bodega Aurrera con el personaje de “Doña Lucha, la campeona de los precios”, donde usualmente esa tienda era ícono de compras de alimentos para el hogar y ahora es un muy fuerte distribuidor de pantallas planas, haciendo que este producto esté en muchísimas casas de un sector socio económico bajo, discriminando incluso este aparato del sistema que usa el INEGI (Instituto Nacional de Geografía y Estadística) para catalogar el nivel de vivienda en los censos.

 

Auguró Ana María a aquellas empresas, empresarios y consejos de administración que reconozcan el poder y la relevancia de este Liderazgo invisible de la mujer en la vida económica, se quedarán con el mercado e incrementarán sus ventas.

 

Para finalizar recalcó que la influencia de la mujer va más allá de lo que puede hacer en su casa, pues la mayoría de la plantilla del magisterio en México son mujeres lo cual impacta fuertemente en la imaginación y manipulación de los infantes. Mundialmente hablando, la población total, somos mayoritariamente mujeres, así que concluyó diciendo que: las mujeres si nos unimos y nos potenciamos nos aguarda un panorama al frente lleno de éxitos y oportunidades de desarrollo de género.

 

Al finalizar sus intervenciones hubo un pequeño espacio para preguntas del público, donde de manera general resumo que las respuestas de estas dos titanes empresariales, fueron relacionadas a que no hay discriminación de género “per sé”, sino que son las mismas mujeres las que se hacen sentir menos ante las adversidades y retos de la vida diaria, escudándose en muchos pretextos, comentaron que por supuesto ellas han pasado por momentos difíciles, pero que ellas ante ese tipo de situaciones, han visto las dificultades como algo por superar más que como una limitante, evidenciando que ese comportamiento no es limitante de mujeres sino que eso es un tema de cómo aceptar y entender lo que la vida te presenta, independientemente de ser mujer u hombre. Las dificultades, insistieron tanto Núria como Ana María, no son limitantes, solamente te hacen pensar desde otro punto de vista… ¡Maravilloso!

 

Uno de los comentarios que hizo Ana María a las mujeres emprendedoras es que si se busca la “equidad” de género, implica tener equidad en lo que haces y en las condiciones laborales, refiriéndose al tiempo y modelo en el estilo de vida.

 

Núria dio una gran recomendación, apoyando la moción de que entre las mujeres debemos apoyarnos unas a otras. Comentó que ella ha estado en muchísimas juntas donde ella ha sido la única mujer, a lo cual recomendó que cuando una situación así se presente y cada una de nosotras tengamos la posibilidad, invitemos a esa reunión a otra mujer, para buscar solidaridad y respaldo. Cerrando su participación con una frase de un director de un gran banco español: “Dirigir, es querer”.

 

De la manera más genuina te comparto mi experiencia y aprendizaje de estas dos mujeres espectaculares, llenas de éxito, logros y una vida prometedora, donde las dos comentaron su receta secreta del éxito, “Compartir”.

 

Comparte esta información con alguien más, busquemos entre nosotros mismos el éxito individual y del otro, entendiendo que entre más nos enfoquemos a buscar mejores prácticas, vamos a ir descartando aquellas que nos restan eficiencia en nuestro día a día como profesionales y personas.

 

Espero te haya sido de utilidad esta vivencia personal, te haga reflexionar en aquellos puntos que puedes fortalecer o mejorar, y que con base en ello hagas un plan de cambio, planeado, estructurado con objetivos claros y alcanzables.

 

Cámbiate a ti mismo por ti mismo, ponte a trabajar y ¡haz que suceda!

 

Te deseo mucho éxito que te lleve a la felicidad…

 

Enhorabuena!!

 

Rebeca Muñoz Cornejo

Mind Coach

www.rebecamc.com

@McoachR

Compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>